Las 7 Mejores Ideas en el Libro 1984 de George Orwell (Incluye link de descarga)


1984-by-opallynn-d4lnuoh

Día a día vemos cómo la tecnología nos inunda de nuevas aplicaciones, de nuevas formas de estar siempre conectado, siempre mirando a una pantalla (inclusive yo que estoy escribiendo esto tengo tres pantallas a mi alrededor), siempre compartiendo lo que hacemos, siempre viendo lo que hacen los demás. Este mundo utópico nos mantiene muy unidos no? No. En este mundo donde se busca cada vez más la unión, podemos observar cómo es que la desconexión en el mundo real se da a medidas cada vez mayores: cuántas veces en el último mes te has reunido con alguien físicamente sin que vean su celular? Siempre tenemos una pantalla con nosotros, siempre con la concentración a medias, siempre distraídos, dopados, controlados por unas cuántas empresas dueñas de las personas quienes dedican su tiempo y dinero a alimentar a este sistema en el cual vivimos y en el cual nadie, o muy pocos, se ponen a pensar qué es lo que están haciendo con su tiempo y a quien benefician con las actividades que hacen.

Tomemos esta inundación de pantallas actual, y pensemos en el mundo de 1984, en este mundo todos los seres humanos tienen una pantalla receptora y emisora en todos lados, pantalla que no pueden apagar ni controlar, de tal manera que todos están siempre siendo vigilados y recibiendo información y pertenecen a un gobierno totalitarista gobernado por el gran hermano, a quienes no se les permite pensar por sí mismos. Estas ideas que se plantearon hace más de tres décadas atrás aún se pueden ver y están más vigentes que nunca en la actualidad.

George-Orwell-1984-

  1. Quien controla el pasado controla el futuro, quien controla el presente controla el pasado. La única forma de transmitir los conocimientos que tienen los seres humanos entre sí por generaciones es mediante la escritura. Ya has visto cómo la mayoría de las tradiciones incaicas o de pueblos de aquella época que no habían desarrollado la escritura y por lo tanto todo el conocimiento acumulado que obtuvieron se perdieron para la posteridad. Los libros de historia y los libros en general son la fuente que utilizamos para saber sobre el pasado, ahora imagina que alguien quema y desaparece todos los libros y modifica todos los artículos de historia y elimina todos los cassettes, discos, mp3 y grabaciones sobre nuestro pasado y decide escribir nuevamente la historia, cómo sabrían las generaciones futuras qué es lo que en realidad sucedió? El que controla el pasado entonces controla el futuro.
  2. Tu peor enemigo es tu propio sistema nervioso, pues cuando menos lo esperas la tensión acumulada en tu interior podía traducirse en un síntoma visible. Cuántas veces le has gritado a tus familiares debido a que no tienes paciencia con ellos no por ellos si no por la tensión acumulada por el tráfico, el calor, los exámenes, el trabajo, la vida en sí misma? El no poder controlar tu sistema nervioso, puede ser tu peor enemigo en muchas ocasiones en tu vida.
  3. Hasta que no tomen conciencia no se rebelarán, y sin rebelarse no tomarán conciencia. ¿Por qué nuestra sociedad no grita por algo que tiene verdadera importancia? Por qué se generan marchas banales? Por qué protestan por la inclusión e ideología de género? Por qué no marchar por la corrupción, por la muerte de manera estúpida en robos, por qué no por la falta de hospitales en los rincones más alejados, por la extrema pobreza? Todos están embobados viendo al costado, mirando sus celulares o recibiendo los chismes que les brinda la televisión.

1984-14. La vida es una lucha momentánea contra el hambre, el frío, el sueño, contra un dolor de estómago o de muelas. Es claro en muchos libros que la felicidad no es un estado perpetuo, si no que se encuentra en las soluciones de los problemas cotidianos, aquellos problemas que nos incomodan como una piedra en el zapato y cuya resolución nos alivia momentáneamente, como encontrar un mejor trabajo, ganar más dinero, mejorar en las notas o simplemente poder dormir unas horas más.

5. A lo largo de la historia y probablemente desde finales del neolítico, ha habido en el mundo tres clases de personas: las de clase alta, las de clase media y las de clase baja. La estructura esencial de la sociedad no se ha modificado nunca. Incluso después de enormes revueltas y de cambios en apariencia irrevocables, ha vuelto a establecerse el mismo orden.

6. El aumento general de la riqueza amenaza con destruir las sociedades jerárquicas. En un mundo en el que todo el mundo gozara de beneficios como trabajar menos y ganar más, ser rico ya no sería ser diferente. Si todo el mundo fuera rico, la gran masa de población que por lo general están embrutecidas por la pobreza terminarían cultivándose y aprendiendo a pensar por sí mismas y más tarde o temprano terminarían por determinar que aquella minoría privilegiada carece de función y acabarían con ella. A largo plazo una sociedad jerárquica solo era posible si se basaba en la pobreza y la ignorancia.

bigbri7. El objetivo de la clase alta consiste en continuar donde está. El de la clase media es quitarle el sitio a la clase alta. El objetivo de la clase baja, cuando lo tiene, porque suele suceder que la clase baja está tan abrumada por el trabajo excesivo que solo de manera intermitente puede ser consciente de cualquier cosa que no sea su vida cotidiana, es abolir todas las diferencias y crear una sociedad en donde todos sean iguales.

La clase alta normalmente está segura en el poder, pero pierde a menudo la capacidad de gobernar. Entonces la desplaza la clase media, que atrae a su bando a la clase baja fingiendo luchar por libertad y justicia. Cuando la clase media logra su objetivo, se olvida de la clase baja y esta vuelve a su situación de servidumbre. De los tres grupos, la clase baja nunca consigue sus objetivos, solo obtienen un cambio en el nombre de sus señores.

Bajo las premisas anteriores, los proletarios no constituyen ninguna amenaza, si se les deja en paz, seguirán trabajando, reproduciéndose, muriendo generación tras generación sin sentir el impulso de rebelarse y sin llegar a entender que el mundo podría ser diferente, llevados como zombis por las redes sociales, gastando su tiempo viendo programas de chismes o televisión banal, gastando su dinero en el fin de semana para volver el día lunes a trabajar para poder repetir el circulo hasta el fin de los días. Y tu? Qué quieres ser? Proletario toda la vida? O Prefieres abrir los ojos y elegir mejor a tus autoridades, consumir programas con contenido social y seguir cultivándote en conocimiento? Yo creo que a nadie le gustaría vivir como prole toda la vida, no al menos alguien que le deteste la mediocridad en la cual actualmente vivimos. Lee más, abre los ojos.

Link de descarga del libro:  George Orwell – 1984

 

Advertisements